martes, 20 de marzo de 2012

Vida...


Descubrí en un sueño la vida,
y era tuya, y era mía,
era vagabunda en el viento  
de un recuerdo compartido,
sutil, bella, enamorada.

Desperté con el aroma de un deseo,
y era tuyo, y era mío,
perdido en la madeja
de la vida, aquella que soñé
mientras te amaba.

 Hoy, vivo dibujando las
estrellas del camino,
hilvanando con un sueño
el recuerdo inagotable del
aroma de tu almohada.

-----------------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Kemal Kamil AKCA. Gracias

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Más romántica imposible.
Hilvanando sueños llenos del aroma suspirado.

Besos.

angélica beatriz dijo...

Y es que de sueños la vida se compone, y así, se vive más dulcemente, querido Torito.

Gracias.

Un beso para ti.

Javier Herque dijo...

…y en la imagen, y en tus palabras siempre se encuentran gotas de tu vida siendo rocío en los renglones.

Beso.

angélica beatriz dijo...

Rocío salado, que borra la bruma de las tardes grises.

Beso que llegue hasta ti, querido Javi.

fgiucich dijo...

Simplemente: hermoso!!! Abrazos.

angélica beatriz dijo...

Gracias, querido Fernando.

Un beso, ya sabes, grandote.

Indra dijo...

La vida convertida en sueños y los sueños en vida, conseguir esto es casi un imposible...como olvidar su aroma?
Muchos besos Angélica y gracias por tus palabras.

angélica beatriz dijo...

Gracias a ti, siempre, querida Indra.

Más besos para ti.