jueves, 15 de marzo de 2012

Sentires...


Lo encontré un verano
con la prisa de los vientos,
que cómplices y musitantes,
atraparon su mirada para siempre.
Lo nombré mi compañero
de las noches inconclusas,
aquellas que marcaron de silencios
el deseo descobijado en la piel del alma.
Lo vestí de estrellas y me refugié en ellas,
trazando sueños con su reflejo,
eternizando así un tiempo sin final.
Lo guardé en la soledad del mundo,
allí donde la penumbra no alcanzó a escuchar
el reclamo de un grito encadenado,
sin murmullos, sin compases,
sin nada más que amor.
Hoy, todavía escucho sus sentires
en las tardes grises,
donde la locura puede más que la razón.

-----------------------------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Tanya Gramatikova. Gracias

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Bendita locura que nos rescata del gris.

Besos.

angélica beatriz dijo...

Tú me comprendes bien, querido Torito.

Mi beso para ti.

Javier Herque dijo...

Imposible que alguien como vos olvide conjugar el verbo sentir en cualquier tiempo de tu vida.

Beso.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Hola, Angélica:

Recuerdos y sentires guardados en tus versos que nos traen el tiempo de noches inconclusas.

Abrazos.

angélica beatriz dijo...

Al final, vivimos de sentires que forman recuerdos...

Gracias, Javi querido.

Un beso grande.

angélica beatriz dijo...

Noches de estrellas y sosiego que guardan la sed de amar.

Un beso, querido Rafael.

Indra dijo...

Pero que sentires más bellos Angélica!! La locura siempre acompaña al amor :)
Un beso

angélica beatriz dijo...

Es verdad, querida Indra. Amar es la locura más dulce que existe.

Besos, mi bella amiga.

José Del Moral De la Vega dijo...

Precioso, querida Angélica. Tus poemas son, cada vez, más entrañables, con palabras más ajustadas, con ideas más luminosas. Me ha gustado mucho: Lo nombré mi compañero
de las noches inconclusas.
¡Ah! Me ha encantado el remozamiento que le has dado al blog. Lo has dejado muy elegante. El mío es bastante cutre; un día de estos tendré que renovarlo.
Un abrazo

angélica beatriz dijo...

Bueno, querido José. Tú mejor que nadie sabe de mi lucha por cambiar mi poesía "romántica" a una más libre. Me satisface que te guste este poema.

El nuevo diseño del blog trae de la mano enigmas que apenas comienzo a esclarecer.

Gracias por tus palabras y por tu visita.

Un beso.

esteban lob dijo...

Querida amiga:

Como ciudadano de un país de movimientos de tierra constantes, te envío un mensaje de amistad en momentos difíciles para los mexicanos tras los sucesos de hoy. Afortunadamente las noticias son en parte tranquilizadoras, al dar cuenta de los daños humanos y materiales de menor envergadura en relación a la magnitud del temblor.Ojalá siga esa tendencia.

Un beso.

angélica beatriz dijo...

Así es, querido Esteban. Creo que el susto del terremoto del 85, ayudó a crear una cultura de cuidado entre la población de la ciudad de México. Gracias a Dios no ha habido pérdidas que lamentar.

Muchas gracias por tu preocupación y cariño, querido Amigo.

Un beso y un abrazo muy fuerte para ti.