domingo, 26 de agosto de 2012

Hojarasca



Aún recuerda la hojarasca
el suave vaivén de tus pisadas.  

Aún recuerda mi boca
las húmedas rosas

que colgaban de tus besos. 

Aún recuerda la tarde
tu fugaz primavera flotando

en el fondo del jardín.

----------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Tural Alizade. Gracias


10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Y todos esos recuerdos se convierten en versos formando un hermoso poema.

Besos.

angélica beatriz dijo...

Gracias siempre, querido Torito, por acompañarme a lo largo de estos años en la Red.

Besos para ti.

Javier Herque dijo...

De crío, con pantalones cortos y mercromina en las rodillas, pensaba que entre la hojarasca los duendes ocultaban tesoros; ahora, después de leer tu poema se que es cierto.

Beso

angélica beatriz dijo...

Ese niño aún vive en ti, mi querido Javi.

Gracias por tus bellas palabras.

Dos besos.

Dolce Voce - María Eugenia dijo...

Hola, Ángelica

Algunos recuerdos perduran para siempre rodeados de dulzura y amor. Me ha gustado mucho.

Besotes.

angélica beatriz dijo...

Gracias por tu bella visita y tu comentario, querida María Eugenia.

Siempre serás bienvenida en este tu espacio.

Un beso grande desde México.

esteban lob dijo...

Hola amiga poeta:

Espero que aquella primavera, para ti deje de ser...fugaz.

Un beso austral.

María dijo...

Recuerdos de aquellos jardines que hablan entre flores, de las tardes cálidas entre miradas con guiños...

Tus recuerdos saben tan dulces como tú.

Un beso.

angélica beatriz dijo...

Gracias por tus buenos deseos, mi querido Esteban.

Otro beso inmenso para ti.

angélica beatriz dijo...

Tus letras siempre llevan el aroma inconfundible de tu alma, mi querida María.

Gracias.

Muchos besos.