martes, 21 de agosto de 2012

Amapolas



Deletreando tu nombre

aprendí el camino del mar.


Me enseñaste a contar estrellas

y a mirarte en el espejo del río.


Me vestiste de amapolas

y en las tardes de verano,

fue tu risa mi canto.


Descubrimos juntos

el vuelo del viento

y el aleteo fiel de la mariposa.


Tomaste mis deseos y los alzaste

hasta tus labios peregrinos,

y en las aguas de tus besos

fui océano, fui horizonte,

fui el sol de tus amores.

-------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Antoneta Wotringer. Gracias


12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Es delicioso este poema.
Bonito a más no poder.

Besos.

angélica beatriz dijo...

Muchas gracias, Torito querido.

Más besos para ti.

esteban lob dijo...

Bien dicen que uno de los oficios con los que se nace es el de poeta.
Si yo pudiera escribir algo así, al terminar quedaría con traumatismo encéfalo craneano.

angélica beatriz dijo...

Exagerado, mi querido Esteban :-)

Muchas gracias por tu comentario.

Besos hasta Chile.

Javier Herque dijo...

Mi tierra es de amapolas, tus poemas son de tierra, de llanto, de vida, de color rojo, de amanecer en la memoria.

Beso.

angélica beatriz dijo...

Qué bonito describes mis poemas, querido Javi. Gracias.

Conozco tus amapolas, son tan bellas como la tierra que las ve nacer.

Dos besos.

fgiucich dijo...

Deletreando se aprende a leer y , por lo visto, también a amar. Bello!! Abrazos.

angélica beatriz dijo...

¡Cuántas cosas nos enseña el amor!

Gracias, mi querido Fernando.

Besos.

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Que lindo el verso con el que comienzas el poema!:
Deletreando tu nombre
aprendí el camino del mar.
Un beso

angélica beatriz dijo...

Gracias por tu comentario, José querido. Sabes cuánto me alegra que te gusten mis poemas.

Un beso.

Indra dijo...

Este es Bellisimo.
No solo por las amapolas que me pierden si no porque nos haces partícipes de tus recuerdos tan literalmente, vamos que yo estuve allí en medio :D
(jajajaja) precioso!!!
Otro beso.

angélica beatriz dijo...

Qué bello tu comentario, Indra querida. Eres un amor de niña :-)

Muchos besos para ti.