sábado, 13 de octubre de 2012

La banca


Viajabas en mis venas
cada primavera.

Prendías la hoguera del amor
y en ella fundíamos nuestras alas,
regocijados de luz

cada noche de verano.

El ruiseñor cantaba
y tu voz vestía la mañana

mientras una lluvia de flores

besaba nuestros cuerpos.

No hubo otoños silenciosos,
solo atardeceres dorados

que inauguraban la vida

en nuestro mundo,

sedientos de la luna

en nuestra piel.

Hoy, el viento pregona
las pisadas del invierno,

mientras yace una banca desierta

en el jardín,

aquella que te vio partir.

------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Andrew Maidanik. Gracias

14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hasta la tristeza puede ser hermosa.
Bonito poema aunque duela.

Besos.

angélica beatriz dijo...

El amor abona tristezas y alegrías en el corazón que se entrega a plenitud.

Un beso, querido Torito.

Indra dijo...

Pero y los recuerdos que quedaron?
ay...que bonito escribes...
Un besazo enorme

angélica beatriz dijo...

Los recuerdos se atesoran en el corazón que ama, mi querida Indra.

Son ellos quienes nos permiten seguir viviendo esos momentos dulces.

Muchos besos.

Javier Herque dijo...


Siempre…todos…escondemos/recordamos una banca en el contraluz de nuestra memoria, recuerdo agridulce que se refugia en la ternura de tus palabras.

Beso.

angélica beatriz dijo...

De seguro así es. Siempre aciertas, querido Javi.

Dos besos grandes.

Adolfo dijo...

Precioso recorrido por las cuatro estaciones, lleno de pasion, deseo, desesperacion, tristeza y sobre todo amor.
Muy bello

Un beso

angélica beatriz dijo...

Muchas gracias por tus palabras, y sobre todo por tu cálida visita, querido Adolfo.

Un beso grande para ti.

María dijo...

La brisa habla desde tu alma, en ella está la esencia de tus sentimientos que son el aroma y eco de tus recuerdos.

Un beso.

Belén R. dijo...

Paso a deleitarme y a dejarte buenos deseos para la semana.
Un beso.

angélica beatriz dijo...

Un beso grande, querida María. Tu brisa siempre es cálida y dulce.

angélica beatriz dijo...

Otro beso grande para ti, Belén.

Gracias por tu bella visita.

esteban lob dijo...

Hola Angélica Beatriz:

Pensé por un momento que te referías a la Banca Financiera y me cuestionaba qué de poética ella podía tener.

Un beso.

angélica beatriz dijo...

No, la banca del amor, querido Esteban :-)

Besos para ti hasta tu bellísimo Chile.