lunes, 6 de agosto de 2012

Ausencias



Extraño el momento

impredecible

de tu llegada,

que como encaje al viento,

pende mágico y sutil

de tu ausencia silenciosa.

--------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Irina Todorova. Gracias


14 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Te imagino suspirando.
Y deseando.

Besos.

angélica beatriz dijo...

:-)

Gracias, querido Torito.

Un beso.

Lucas Fulgi dijo...

Extraño extrañarte
hasta que vuelvas;

ahora extrañarte
es tener la certeza
de tu ausencia.

angélica beatriz dijo...

Los poetas saben bien del color de las ausencias...

Gracias por tu visita y tus letras, querido Lucas.

Un honor tenerte en mi blog.

Un beso.

fgiucich dijo...

Una ausencia que se hace verso. Bello!!! Abrazos.

Javier Herque dijo...

Ir, regresar…todo supeditado a un impulso que se escribe sobre un gesto de sorpresa, sobre una sonrisa, junto a los secretos del reloj.

Beso.

Indra dijo...

Cuando menos lo esperes...llegará :)
Un besazo enorme!!

angélica beatriz dijo...

Algunas ausencias son voces del alma que suspiran y cantan la suave melodía del amor.

Besos, Fernando querido.

angélica beatriz dijo...

Ese impulso es intenso, es dulce, es estremecedor, es... lo es todo en la espera interminable del amor.

Otro beso grande para ti, querido Javi.

angélica beatriz dijo...

Sí, mi querida Indra, y cuando eso suceda, habrá una implosión en mi alma con aroma de cielo, de rosas y de amor.

Muchos besos, guapísima!

esteban lob dijo...

Hola Angélica Beatriz:

Tanto como el poema, me impresionó lo de la "implosión" en tu alma, "con aroma de cielo, de rosas y de amor", en tu respuesta al comentario de Indra.

Un beso.

María dijo...

Hola, bella:

Las ausencias se extrañan desde el corazón, y en la soledad de los días callados, pero seguro que el reencuentro será un voz que arrulle tus sentidos, un abrazo que envuelva tu cuerpo, unos besos que se cobijarán en tu alma con el sabor dulce del amor.

Un beso.

angélica beatriz dijo...

Gracias por tu comentario, querido Esteban.

El amor inspira a los corazones enamorados :-)

Muchos besos.

angélica beatriz dijo...

Qué dulce es el reencuentro que me dices, querida María. Así debe ser, de seguro.

Mil besos.