domingo, 29 de abril de 2012

No lo quiero




Lo que queda de tu ausencia
no lo quiero.

Solo quiero tu presencia
perfumada de jazmines,
la mañana de tus ojos
en mi desnudez,
el bosque y el azul del mar
que descubro en tu cuerpo
cuando duermes,
el viento
que acaricio entre
tus dedos
y la sed que sacias
cuando echas raíces
en mi alma.

-----------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Mircea Pleteriu. Gracias

12 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Las ausencias duelen.
Las presencias a veces también.

Besos.

María dijo...

Ausencias que se sienten
que son silencios
distancias sin miradas
penumbras oscuras
ecos que no se escuchan
vacíos en el alma.

Bellísimos versos son tus letras sentidas en esta ausencia dormida.

Un beso.

fgiucich dijo...

Vine a ponerme al día en medio de una ausencia que duele. Abrazos.

RAFAEL H. LIZARAZO dijo...

Es muy triste la ausencia cuando se ama de veras.

Un abrazo.

José Del Moral De la Vega dijo...

Creo que el título es más explicativo que todo el poema, aunque sabes que soy un maniático de lo "exacto", me ha parecido perfecto.
Un abrazo

angélica beatriz dijo...

Es verdad, querido Torito. Y debe ser más triste una presencia que duele.

Un beso.

angélica beatriz dijo...

Gracias, mi querida María. En tus versos encerraste la esencia de estas ausencias. Lenguaje del poeta que le dicen :-)

Un beso.

angélica beatriz dijo...

Tu presencia, entre tantas ausencias, es lo que importa.

Un beso, querido Fernando.

angélica beatriz dijo...

Y ese debe ser el síntoma de que es un amor verdadero.

Un beso, Rafael querido.

angélica beatriz dijo...

¿El título más explicativo que todo el poema? Bueno, no entiendo muy bien tu idea, querido José, pero te la agradezco igual :-)

Un beso.

Indra dijo...

Que duele estar sin la persona que amas!!!
Espero que esa ausencia sea cortita ;)
Más besos enormes!!

angélica beatriz dijo...

Esas son las ausencias que más deben doler...

Un beso inmenso, mi querida Indra.