martes, 21 de abril de 2009

Mío...


Tengo el presentimiento
de que mi silencio te hace mío...
Como mía es la fragancia que te viste
cada mañana,
cuando tu recuerdo se torna presencia,
y tu sombra me cubre
de un bálsamo de jazmines...
Alabastro de amor
en la senda del corazón.
-------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Bruno Di Bernardo. Gracias

19 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Hola Angélica.
Tu fragancia es siempre hermosa.
Tus versos también.

Besos.

BEATRIZ dijo...

Angelica Beatriz,

Presentir el amor...rico.

¿Cómo haces para escribir palabras fragantes?

Me encanta la foto de amapolas.

Besos

la-de-marbella dijo...

Vence el miedo y vente volando. El aroma del mar se desliza por las calles confundido con el azahar.

Albert Balada dijo...

Uno de los poemas más hermosos que he leído jamas!!!! Honor y Laudos a la poetisa, honor y laudos a sus palabras......

Doncel dijo...

Bello el poema y bella la fotografía de amapolas.

Besos

fgiucich dijo...

Presentimientos que juegan con el corazòn e inspiran versos tan bellos. Abrazos.

cieloazzul dijo...

Tengo el presentimiento
de que mi silencio te hace mío...
morí en esa frase amiga....
y con tu fragancia más!
besosss!

Verbo... dijo...

Que belleza Angélica
cuanta delicadeza
en tus versos ♥

Gaudiosa dijo...

Precioso y fragante poema, Angélica.

El silencio como espacio receptivo del amado, el alabastro del balsámico perfume del amor...

Un beso.

J.M. Ojeda dijo...

Me gusto su blog. Tiene sentimiento,pasion.
Saludos cordiales.
J.M. Ojeda

José Del Moral De la Vega dijo...

¡Qué acierto al elegir la amapola para tu ilustración, Angélica!
A mí me parece una flor bellísima, con unos pétalos sutiles, y con un color esencial y puro (el del amor); pero probablemente, también, es la más efímera.
Y precisamente, por su brevedad, donde más está es en el recuerdo, y aunque virtual, se convierte en persistente -¡cuántas paradojas hay en lo que somos y nos rodea!-.
Has mezclado muchas cosas "sutiles" en tu poema: frangancias, bálsamo, recuerdos, silencio...La amapola era quien mejor podía ilustrarlo.
Lindo -como dicen ustedes-.
Un abrazo

El Señor de Monte Grande dijo...

Que delicadeza de poema. El romanticismo presente en cada estrofa.

Un beso desde MG

bensoneto dijo...

waaaaaooo!! siii que inspirador e intenso cada verso en que se posa la mirada!! ... que tal? como estas?? ... espero que muuuyy bien!! ... me encantó como todos los demás!! ... ya se te extrañaba amia!

weno me despido! ... saludos ... besos! ... cdtmm

un placer leerte!

la-de-marbella dijo...

He oido las noticias sobre los casos de gripe porcina en Mexico. Espero que no llegue a tu ciudad. Besos

DATREBIL dijo...

Precioso poema, Angélica.
Se puede decir tanto en tan pocos versos. Breve, pero intenso.

Un placer leerte.
Saludos.

Mar y ella dijo...

Tu delicadeza tiene aroma de femenina condición....

Mariella

LUIS AMÉZAGA dijo...

Que nos encontremos en esa senda del corazón.

Mar y ella dijo...

Estás bién??.......

Mariella

Abril Lech dijo...

Una forma especial de hacerlo tuyo...