jueves, 19 de febrero de 2009

Para ti...


Si queriendo beberme tu aliento,
una mañana descubres mis besos…

Si deseando vestir tus caricias,
una tarde descubres mi cuerpo…

Si anhelando entregarte mi alma,
una noche descubres mi amor...

Guárdalo... es para ti.
----------------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Jari Leskinen. Gracias

8 comentarios:

Doncel dijo...

Si deseo seguir soñando en esta colina, es...
para poder leer tus versos.

Besos

Evan dijo...

...le das el regalo más preciado, el amor...

Una belleza tu poema, Angélica, besos!

Verbo... dijo...

Que hermoso Angélica
eres una mujer muy suave
muy sensible.

Un beso.

fgiucich dijo...

Para guardarlo en cofre dorado. Bello poema, amiga. Abrazos.

BEATRIZ dijo...

wow esto es amoroso, amoroso de lo que no pasa de moda, Precioso.

Y yo llegando tarde, estuve enferma pero ya estoy de regreso.

Saludos querida Beatriz

José Del Moral De la Vega dijo...

En este poema has cambiado cualidades por acción. Es el lenguaje puro y sencillo de los niños y, probablemente, es el mejor estilo para hablar de amor.
Muy bonito, Angélica.
Un abrazo

bensoneto dijo...

waaaaaooo!!

cuando no tú, enamorando más a las almas de nosotros; tus lectores!

precioso como todos los demas poemas, con los que he tenido el gusto de enzalsarme la vida!

aaaaaahh!! gracias por el ultimo comentario y por todos los demas, pues te has tomado la molestia! ... aaaa y respondiendo a tu pregunta ^^ eteeee... enamorado nose si lo seguiré estando! pues estuve enamorado y escribía por ella y para ella, pero ahora no sé si lo sigo estando; ya que sigo escribiendo por ella y para ella! ... en fin! es una de las tantas historias q existen, pero de las òcas q tienen un final no muy feliz!

weno... me despido, saludos, besos para ti tambien y cuidate mucho!

un gusto leerte!!

Fiorella Bártoli dijo...

Y guardaré mi parte y no la dejaré ir. Hermoso, esta es una de esas veces en las que sólo una mirada podría explicar el sentir. Besos miles.

Aquí.*