jueves, 12 de febrero de 2009

Deshojaré...


Dios no dudó al crearla.

De seguro pensó que uno de los dones de mayor alcance entre los hombres sería el poder -dar- con el alma diáfana y generosa. Incluso, desear aquello inalcanzable y comenzar el día de la mano del sol, de frente al horizonte donde nacen los dorados sueños de amor.

La letra D dista mucho de ser despectiva y dura; más bien es dócil, divertida, desprendida, llena de donaire y muy dadivosa.

Derrocha alegría, y durante su delicado deambular por la vida, deja una estela de dulces recuerdos.

¡Dime dónde se podría esconder o desaparecer! Dudo que lejos de ti y de mí, porque la distancia no dicta la profundidad de los sentimientos derramados con sinceridad.

Doce pétalos de rosa deshojaré diariamente, y los depositaré en el diario de mi corazón, hasta que el dueño de mi amor decida venir por ellos.

No hay duda. Sin la letra D, la vida sería distinta.

-----------------------------------------------------------------------

Hasta mañana, si Dios quiere.

Imagen de Amy Hopp. Gracias

17 comentarios:

bensoneto dijo...

=O!!!! hermoso e ingenioso!... escepcional la forma en que acomodaste la letra D en el poema! como conjugaste y recolectaste palabras que tengan D para darle ese toque interesante y bello al poema! ... este es el que más me ha gustado, creo, de todos los demás que te he leido!... esta parte: "¡Dime dónde se podría esconder o desaparecer! Dudo que lejos de ti y de mí!" muuuyyy bueeeno!... ojalá me puedas contar el como así se te ocurrio la idea de hacer este poema que te salio expectacular! ... saludos, cuidate mucho ... y como siempre ... un gusto leerte!

bensoneto dijo...

por fin soy el primero que te comenta! ^^ wiiiiiii... xD

bensoneto dijo...

por fin soy el primero que te comenta! ^^ wiiiiiii... xD

bensoneto dijo...

el segundo y el tercero tambien! xD xD ^^

TORO SALVAJE dijo...

Divertido y delicado.
:)

Besos.

Evan dijo...

Dulce, como toDo lo que escribís.

Un beso AN!

fgiucich dijo...

Dulce, delicado y diáfano. Abrazos.

Albert Balada dijo...

Que hermosa reflexión, quina bonica història ens presentes. Gràcies, gracias amiga.

cieloazzul dijo...

Que bello!!!
y con la magnifica posicion que le has dado a la inicial de mi nombre!
jajajajaa
besos amiga hermosa!!

ElPoeta dijo...

Damisela, dulce, delicada, detentas dones dichosos. Derrotas duras desgracias, dolores, duelos, dudas. Demuestras diariamente decisión: Deambulas desafiante, dicharachera, dócil, diferente, deliciosa, dilecta dama, diosa, dueña, digna.

Dulcemente,
V.

JAVIER AKERMAN dijo...

Apreciada Angélica:
Dios supo darte el don de jugar con las palabras. ¡Lindo poema!
Besos mil.

Fiorella Bártoli dijo...

Diáfana.

Aquí.

marina montecristo dijo...

Bonito poema, de rosa y amor y jugando a la vez con la letra D.
Saludos

José Del Moral De la Vega dijo...

Don Miguel de Cervantes gustaba de jugar con las palabras,y que bellas son algunas de las que se inventó: Dulcinea -¡qué casualidad, comienza por D, como en tu juego!-.
La semiótica nos dice que el Diamante -también comienza con la D- es el símbolo del amor,tema recurrente en tus poemas, que hoy debes celebrar mucho, porque si no recuerdo mal, el catorce de febrero es San Valentín.
Muy bonito, Angélica.

Diana dijo...

Tienes razon, sin la D no habria Diana :D
Besos

Bohemia dijo...

Cada letras nos enriquece pero hay que reconocer que la D es muy peculiar...Bss

Doncel dijo...

No hay Dudas, cuando el corazon habla de Dos seres,
habla de amor, La D,de Dime,la de, Dulce y amargo, la de Dos, somos uno sólo.

la de Dios, que es amor.
mil besos.